El Festival Internacional de Música y Danza de Granada tiene su origen en los conciertos sinfónicos que desde 1883 se celebraban en el Palacio de Carlos V durante las fiestas de Corpus-Christi y que ya en el siglo XIX dieron a la ciudad la primera oportunidad de conocer y disfrutar en directo del gran repertorio musical europeo “a grande orquesta”. De especial trascendencia en aquellos años fue también la celebración del Concurso de Cante Jondo, convocado en 1922 por García Lorca, Falla y otros intelectuales y artistas de la época como Andrés Segovia, Fernando de los Ríos, Zuloaga, Manuel Ángeles Ortiz, Turina o Rusiñol.

El Festival fue creado en 1952, con la denominación de "Primer Festival de Música y Danza Españolas", bajo los auspicios del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Información y Turismo de España. La declaración del entonces Director General de Bellas Artes, Antonio Gallego Burín, resulta esclarecedora: “Aspiramos a convocar en años sucesivos... a las primeras organizaciones musicales del mundo, para continuar lo que con elementos nacionales se realiza esta vez. Pretendemos también que a esta labor difusora del arte musical se unan cursos especiales y de investigación sobre música hispana, y que el primer festival sea el arranque de una empresa española de universal resonancia”.

De acuerdo con los principios expuestos el año de su nacimiento, en 1953 se celebra el II Festival Internacional de Música y Danza de Granada, denominación que se conserva en la actualidad, y se inaugura el singular teatro de cipreses de los Jardines del Generalife, construido para albergar las sesiones de danza española y ballet clásico del Festival, perfilándose con ello un modelo de Festival que sigue vigente incluso en nuestros días.

El Festival Internacional de Música y Danza es una de las citas culturales más emblemáticas y atractivas de Granada, cuya celebración tiene lugar entre junio y julio, en los palacios de la Alhambra y los principales monumentos y rincones de la ciudad. El Festival de Granada se ha dado a conocer por los extraordinarios lugares de celebración de sus espectáculos y por la presencia de los grandes intérpretes del momento, junto a acertadas apuestas por jóvenes artistas llamados a ser los maestros del futuro.

Han recorrido el mundo imágenes de Artur Rubinstein, Victoria de los Ángeles, o Andrés Segovia en los más bellos patios árabes de la Alhambra ; de Carl Schuricht, Herbert von Karajan o Sergiu Celibidache dirigiendo en el Palacio de Carlos V, y de Margot Fonteyn o Rudolf Nureyev bailando en los Jardines del Generalife, por citar sólo algunos destacados ejemplos... pero también puede presumir el Festival de haber acogido muy temprano a figuras como Teresa Berganza, Lorin Maazel, Marta Argerich, Antonio el bailarín, Vladimir Ashkenazy, Jessye Norman, Monstserrat Caballé o Joaquín Achúcarro, entre otros. Esta vocación se mantiene en la actualidad programando cada año, junto a las grandes figuras de la música y la danza, a sobresalientes artistas jóvenes, músicos y bailarines, o integrando en sus proyectos a importantes profesionales que respaldan interesantes proyetos noveles.

A lo largo de su historia el Festival ha incorporado nuevas formas de dirigirse a la sociedad y en la actualidad presenta cada año tres núcleos básicos de actividades:

– el Festival que se desarrolla en el recinto de la Alhambra y otros lugares emblemáticos de la ciudad desde 1952, con una programación de gran calidad, basada tradicionalmente en música clásica, ópera, ballet y danza española, flamenco e interesantes incursiones en la música antigua y contemporánea.

– los Cursos Internacionales Manuel de Falla, creados en 1970 (www.cursosmanueldefalla.org)

– el FEX o extensión de conciertos, espectáculos y otras actividades gratuitas en la ciudad y provincia, que desde 2004 constituye un contenedor flexible y versátil de todo tipo de manifestaciones culturales.

El Festival sumerge a la ciudad y al visitante en una atmósfera de fiesta. Acudir a sus convocatorias es descubrir la magia que la música y la danza ejercen sobre los monumentos ; disfrutar de sus programas es apreciar la cultura como punto de encuentro entre distintas tradiciones, como punto de encuentro también entre la historia y las nuevas creaciones. Las actividades del Festival congregan cada año a cerca de 60.000 personas, que acuden atraídas por la magia del espectáculo en espacios únicos. Todo ello, unido al mejor patrimonio de Granada, sus monumentos y jardines, su cultura y su historia, hace del Festival Internacional de Música y danza de Granada de Granada una cita cultural ineludible a principios del verano en España.

El Festival de Granada fue el primer miembro español de la Asociación Europea de Festivales (EFA), a la que pertenece desde 1955, y es miembro fundador de la Asociación Española de Festivales de Música Clásica, Festclásica, desde 2007.

Año tras año sus programas son disfrutados por miles de personas en Granada, y son seguidos por miles de aficionados de todo el mundo gracias a la labor de Radio Clásica,  de RNE y otras emisoras de Euroradio, así como a canales de televisión por cable como Mezzo.

El Festival de Granada se honra desde 1970 con la Presidencia de Honor de Su Majestad la Reina de España y cuenta en la actualidad con la participación institucional del Ministerio de Cultura, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Granada, la Diputación de Granada, la Universidad de Granada y el Patronato de la Alhambra y Generalife así como con la ayuda de numerosos patrocinadores y colaboradores.