Una presentación cautivadora

Una presentación cautivadora

Notas sueltas

José Luis Kastiyo

Consejo Rector, Círculo de Mecenazgo y Amigos del  FestivalComo no podía ser de otra manera, que diría una vez más un político experimentado, estuve en la presentación del programa del 63 cumpleaños del Festival Internacional de Música y Danza de Granada. Era la del lunes pasado la segunda ocasión en que se presentaba el programa a través de un espectáculo distraído, ágil, interesante, apto para todos los públicos y con ello quiero decir que resultaba atractivo incluso para quien no haya apareció nunca, un poner, por el Palacio de Carlos V, los Arrayanes o el Generalife, que está claro que no es el caso de ni uno solo de los ochocientos y pico seguidores del evento, que llenaban el Teatro Isabel la Católica.

En la foto: representantes del Consejo Rector, Círculo de Mecenazgo y Amigos del Festival.

Ya el pasado año, que se inauguraban estas galas en las que se hace partícipe al respetable que llena la sala, el éxito fue redondo pues, aparte de la calidad del contenido de lo proyectado y presentado, es que el presentador redondea la faena. Es una pena que no se puedan pedir bises, pero a José Luis Pérez de Arteaga –que ese es el personaje comentarista y conductor del espectáculo, a quien me refiero- sí que dan ganar de aplaudirle hasta que repita un fragmento de lo dicho o, al final, ofrezca un “regalo”, una “propina” que perfeccione el regusto de escucharlo un poco más. Como, cuando con su inconfundible voz y su insuperable formación, retransmite conciertos o actuaciones operísticas para TVE o RNE desde esos mundos de Dios, en Viena, en Londres, en Berlín, en Madrid.

ArteagaLo que quiero destacar es que el público asistente a la presentación queda siempre tan embaucado y convencido de las verdades tan bien dichas por Pérez de Arteaga (en la foto), en lo que se refiere a la calidad de los contenidos del programa, que si a la salida del teatro el público encontrase las taquillas abiertas en la Acera del Casino, habría que llamar a los guardias para organizar las colas. Así se las gasta el inconfundible tocayo Pérez de Arteaga cuando se le entrega un micrófono para que glose lo del Festival de Granada.

Como el día 9 de este mismo mes se abren las taquillas por Internet y otros medios modernos, a muchos asiduos  esa presentación les puede haber creado un problema: tener dudas a despejar ante propuestas tan atractivas. Lo que son las cosas.

 

Deja un comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.