Un pájaro del mejor agüero

Un pájaro del mejor agüero

Notas sueltas

José Luis Kastiyo

A veces hubo flores, en ocasiones simples trazos de color; en otras, sugerentes rincones de los prodigiosos escenarios; proliferaron las fotografías exteriores e interiores del monumento y hasta una reata de burros areneros ante la Puerta del Vino, pero nunca se le había ocurrido a nadie que un simpe pájaro de mil colores anunciara al Festival de Granada. Hasta que este año llegó Juan Vida y fue y empapó sus pinceles en los atardeceres de la ciudad, vistos desde San Cristóbal, donde la Vega estrena cada día uno distinto, a elegir. Impregnó su espátula en los zócalos de colores del palacio nazarí, hurgó en el arrayán del Patio de la Alberca y creo yo que hasta se inspiró en los angustiados chirridos de los vencejos a los que incomodan Mozart y los gorgoritos de tantas voces prodigiosas escuchadas en el Serrallo de Palacio. Le salió un pájaro especial, único, autóctono, alhambreño neto, alhambreño nato Y es el que ha comenzado a piar con sus gorjeos anunciadores de grandes acontecimientos musicales que se preparan para dos días antes de que la fecha oficial del verano se haga presente en el calendario, allá por el 19 de junio.

Cartel 2015 Festival Granada-w

Música sinfónica, ballets, recitales y ese cierre espectacular con la presentación en estreno mundial de la versión que de El amor brujo ofrecerán esos artistas que se reúnen para hacerse llamar La fura dels baus. O sea, que este pájaro tan divertido, sin duda cantarín, que picotea una granada, es todo un pájaro del mejor agüero.

 

 

Enviado por José Luís Kastiyo el 12 de Febrero de 2015 a las 11:58 am 

Deja un comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.