Un melólogo en Carlos V, para comenzar

Un melólogo en Carlos V, para comenzar

0 Kastiyo-BlogNotas sueltas

José Luis Kastiyo

El Festival se ha recrecido con el FEX, que cada vez abarca a más población al tiempo que diversifica los argumentos que lo hacen más atractivo. Por eso, parece que todos los años nos sorprende la realidad de que cuando asistimos al primer concierto o la primera función de ballet, el FEX lleva unos días ofreciendo sus espectáculos y cuando asistimos a la llamada clausura, aún le queda cuerda para rato. Este año nada menos que desde el lunes pasado hasta el 18 de Julio, lo que nos un Festival que dura exactamente treinta y cuatro días.

Esta noche de viernes se inicia el 64 Festival propiamente dicho y todos estamos ansiosos por vivir un programa general que trae novedades en cuanto a obras e intérpretes se refiere. En esta primera ocasión, la inaugural, sobresale el nombre de una obra singular en la producción de Beethoven, si nos referimos solo a la cosa musical, pues los entendidos afirman –al considerar en Egmont los textos de Goethe que inspiraron al de Bonn- que no se trata de una ópera o un drama lírico al uso, sino de un melólogo, género teatral con un solo personaje en el que los pasajes de voz del monólogo, son subrayados por la música.

Esta es la primera ocasión en 64 años que Egmont se presenta y representa tal cual fue concebido. Como en tantas ocasiones, he echado mano a esa joya de libro que, en dos importantes tomos, cuenta todo de los primeros 50 años del Festival y he comprobado que, en ese tiempo, solo hemos podido escuchar la formidable Obertura de Egmont en siete ocasiones. Tres de las cuales, 1967, 68 y 69, consecutivas. Pero solo la Obertura. Tal vez por eso, apenas se han devuelto entradas cuando se anunció el cambio del actor protagonista. El fino olfato de los seguidores del Festival no se ha querido perder el acontecimiento de un Egmont completo, en una nueva traducción de sus textos, que recordaremos muchos años.

La climatología se presenta pacífica en principio, sin muchos calores, sin ningún calorín, que es cosa distinta, y sin tormentas que obliguen a salir corriendo. O sea, que hay que disfrutar de lo lindo con las músicas y los ballets tan sobresalientes este año. ¡Amigos, que ustedes lo pasen bien!

Enviado por José Luís Kastiyo el 19 de Junio de 2015 a las 9:44 am 

Deja un comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.