Recuerdos del Festival | 65 aniversario | Julio García de la Paz

Recuerdos del Festival | 65 aniversario | Julio García de la Paz

63 Festival Internacional de Música y Danza de Granada 2014Lugares del Festival

Como aficionado a la música clásica, en realidad a todas las artes, siempre espero la llegada del verano porque, alrededor del 21 de junio, comienza el Festival Internacional de Música y Danza de Granada, y llega entonces la oportunidad de subir al entorno de la Alhambra y disfrutar de las noches mágicas de nuestra ciudad.

Particularmente, encuentro muy atractivo cualquier programa que se celebre en el Patio de los Arrayanes. Lo mismo vuelan los murciélagos sobre el estanque, pero lo cierto es que da igual que sea piano, un cuarteto o un recital de cámara, música antigua o música romántica, incluso de la época de los Reyes Católicos o del Renacimiento. La visión interior de la Torre de Comares y los arcos iluminados que dan entrada al Salón de Embajadores traslada tus sentidos a otra época.

En el Patio de los Aljibes tuve una de mis mejores experiencias, y agradecí entonces que las entradas correspondieran a la última fila. Fue con ocasión de un programa de flamenco. Durante el concierto quedaban, a mi derecha, las majestuosas torres del Patio de Armas, y detrás, girando la cabeza, al otro lado del río, el bullicioso colorido y casi el olor del barrio blanco y ajardinado del Albaicín. Excelso.

No quiero citar orquesta ni director, ni quiero referirme a ningún montaje o espectáculo de ópera, pero las 32 columnas del Palacio de Carlos V han sido y son testigos mudos de la apertura y cierre del certamen, un espacio bien diseñado e ideal para la música, según relatan los artistas invitados.

63 Festival Internacional de Musica y Danza de Granada 201463 Festival Internacional de Música y Danza de Granada 2014Estanque Arrayanes-JA Albornoz

 

 

 

 

 

 

La villa con jardines de verano de los reyes musulmanes de Granada es el Generalife. Sobre un escenario rodeado de cipreses, compañías de ballet y de danza hacen gozar nuestros sentidos, los cuadros flamencos lo convierten en una zambra, suena el zapateado y lucen en el cielo las estrellas. Hay quienes agradecen entonces haber traído una chaqueta o una rebeca.

Existen otros escenarios que no están en la Alhambra, pero sí en la ciudad de Granada. El verano es otra época del año y si amigos y familiares tienen previsto visitarnos, las tardes noches del Festival son la excusa perfecta para elegir el momento.

Enviado por Prensa el 26 de Abril de 2016 a las 12:58 pm 

Deja un comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.