La Medalla de Honor a la Orquesta de RTVE

La Medalla de Honor a la Orquesta de RTVE

0 Kastiyo-BlogNotas Sueltas

José Luis Kastiyo

En 1965 se creaba la orquesta Sinfónica de RTVE pero hasta seis años más tarde no subió al escenario del Palacio de Carlos V. Ofreció dos conciertos para presentar en cada uno de ellos a sus dos directores titulares, los entonces jóvenes Odón Alonso y Enrique García Asensio. Alonso subió al podio en la primera de las actuaciones. Aquel 1971 los dos eran nuevos en esta plaza como directores sinfónicos, al igual que la formación orquestal. Sin embargo, Alonso ya había estado por aquí en el Festival de 1956 al frente del Coro de Radio Nacional de España del que era director titular.

Desde entonces, la OSRTVE ha participado en 11 ediciones y ofrecido 23 conciertos, a las órdenes de distintos directores de orquesta, titulares de la misma e invitados: Odón Alonso, Enrique García Asensio, Miguel Ángel Gómez Martínez, Brian Salesky, José Collado, Edmon Colomer y Eliahu Inbal, este año.

Es justo que el Consejo Rector  del Festival haya acordado otorgarle su Medalla de Honor en el aniversario de su primer medio siglo de actividad artística. Y que haya invitado a la misma con su actual director, a ofrecer el que sin duda va a ser uno de los acontecimientos de la programación de este año: la Rapsodia sobre un tema de Paganini, de Rachmaninov, con el admirado Joaquín Achúcarro como pianista y la primera sinfonía de Gutav Mahler la conocida “Titán”, dos obras para salir entusiasmados del Palacio de Carlos V. El público lo ha entendido así pues ha agotado las localidades de este concierto, entre otros, y lo que te rondaré morena, pues las perspectivas de ocupación este año van a suponer una verdadera marca.

No cabe duda de que la ORTVE es la sinfónica más popular de entre las españolas pues su presencia en la pequeña pantalla la hace penetrar en los hogares creando verdadera afición. Uno recuerda de manera muy especial cuando TVE producía aquellos programas dirigidos por el maestro García Asensio en los que él regalaba una batuta a los escolares invitados a aquellos conciertos tan formalmente informales. El atrayente mundo que se encierra en una gran orquesta se ofrecía en aquellas sesiones sabatinas y amenísimas en las que la grey infantil y juvenil descubría los secretos de los instrumentos, sus posibilidades, su sonoridad y lo que distinguía unos de otros, no sólo por su aspecto, dentro de las diversas familias tan conciliadas en una buena orquesta. Yo sé de más de una jovencita adolescente, que se pasaban la mañana del sábado siguiendo la peripecia del maestro García Asensio en tanto que despachaban sus deberes, y ahora no pueden pasar sin la música.  Muchos jóvenes profesionales de la música se descubrieron como tales a partir de aquellas amenas sesiones sabatinas.

 

 

Enviado por José Luís Kastiyo el 15 de Mayo de 2015 a las 9:13 am 

Deja un comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.