Demolieron la casa de Manuel de Falla en Mallorca

Demolieron la casa de Manuel de Falla en Mallorca


Notas sueltas

José Luis Kastiyo

Hace unos días el Archivo Manuel de Falla distribuyó un comunicado en el que se afirmaba que acababan de demoler la casa en la que Manuel habitó durante sus estancias en Mallorca en 1933. El músico, que vivía entonces en Granada, viajó a Mallorca huyendo de los ruidos que se producían en nuestra ciudad y buscando la calma perdida en los difíciles años previos a la Guerra Civil. Mosén Thomas, director de la Capella Clásica, recordaba la nota del Archivo granadino, se ocupó de buscarle un lugar tranquilo donde pudiera retomar su trabajo de composición. En esa casita compuso la Balada a Mallorca sobre un tema de su admirado Chopin, que también habitó en Mallorca. En el Archivo Manuel de Falla se conserva abundante documentación original sobre los meses que Falla pasó en esta casa, singular no sólo por su tipología sino también porque en ella tuvo su hogar un gran creador, como lo fue don Manuel.

El Archivo Manuel de Falla se hizo eco en su día de la alarma encendida por la Asociación para la Revitalización de los Centros Antiguos ARCA. Pero el Consell Insular de Mallorca y las instituciones públicas implicadas, sin embargo, no han evitado el gran daño ocasionado al privar al mundo de la cultura de un enclave de tan señalado valor sentimental.

Por fortuna, en Granada, el Ayuntamiento adquirió en 1962 el Carmen de la Antequeruela y en ese lugar tan sencillo como entrañable, se instaló la Casa-Museo que ofrece al visitante la emoción de los muebles, objetos y enseres con los que don Manuel y su hermana María del Carmen, crearon un hogar que se mantiene como foco espiritual del permanente homenaje de Granada al músico. De una forma tan triste, la casita de Mallorca ha causado baja en el catálogo de aquellos lugares que acogieron a don Manuel. Si el Carmen de la Antequeruela fue declarado Bien de Interés Cultural, el chalet Los Espinillos en Alta Gracia, Argentina, se ha convertido en un concurrido museo, y las casas en las que nació y pasó su infancia en Cádiz también se conservan intactas.

En estos días de Festival, en los que la figura de Falla se mantiene en todo su esplendor, sentimos tener que hacernos eco de tan lamentable noticia.

 

Enviado por José Luís Kastiyo el 22 de Junio de 2016 a las 12:45 pm 

Deja un comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.